Damián Ruiz - Barcelona (España) - info@ipitia.com - www.comprendernos.com

La configuración arquetípica y el TOC

Carl G. Jung, el médico y psicólogo suizo, uno de los pensadores más significativos del siglo pasado, y, probablemente de la historia de la humanidad,  desarrolló la teoría de los arquetipos para diferenciar los diferentes modelos de configuración bio-psicológica de cada individuo. Estos arquetipos subyacen en el inconsciente colectivo de la humanidad y, podríamos decir que, son atemporales e inmutables, simplemente modificados levemente por la época histórica, el modelo social o la climatología en la que uno nace.

Dicha “arquetipación” podría subyacer en nuestra historia filogenética como especie, y a igual que se hereda el color de los ojos o la predisposición a tener una determinada estatura, también podría heredarse una tendencia a “configurar” un determinado modo de ser, que en su conjunto, se acercaría a un arquetipo específico.

Para el lector profano podría citar algunos ejemplos de arquetipos, sobre todo los más populares: el de héroe, huérfano, madre, gran madre, ermitaño, guerrero, hijo, padre… Otros más específicos podrían estar vinculados a las deidades griegas o romanas: Atenea, Afrodita, Deméter, Perséfone, Cronos, Hefesto, Ares, Hermes, Dionisos, etc.

Por ejemplo el padre “Cronos” rivaliza consciente o inconscientemente con sus hijos, y de alguna manera desea, como sucedió en la leyenda mitológica, destruirlos.

El hombre “Hefesto” vive enamorado profundamente de una mujer que le desprecia y que puede serle infiel, pero aun así no renuncia a seguir amándola.

El paganismo nos legó una diversidad de arquetipos que corresponde, de forma atemporal, a una diversidad de modos de estar y conducirse en la vida.

Es evidente de que en función del modelo de sociedad en el que uno nazca habrá más o menos dificultades para expresar esa tendencia natural arquetípica. Por ejemplo, será muy difícil que una mujer “Venus” o “Afrodita” pueda desplegar todos sus encantos y capacidad de seducción si vive en un país gobernado bajo una dictadura religiosa.

En todo caso, tras esta breve introducción y simplificación de la teoría de los arquetipos, comentaré la implicación que esto tiene respecto a los trastornos obsesivos.

Como ya he escrito en varios artículos de este Blog, el paciente con TOC vive en una cárcel mental de la que es difícil salir.

Vuelvo a repetir que no se trata, como muchos terapeutas y psiquiatras pretenden, de aprender a convivir con ello. Se trata de liberarse, de salir de la prisión.

Pero para salir de la prisión uno de los factores fundamentales es descubrir cuál es el arquetipo de esa persona, cuál es el mito que está viviendo, cuál es su destino interrumpido (y con ello me refiero a quién sería en caso de desplegar todas sus facultades). Saber quién es uno es imprescindible para poder salir de las tinieblas o del lugar de reclusión que representa el TOC.

El hecho de que nuestra vida sea trascendente, lo que significa, la creencia firme, al menos en mi caso, de que todos tenemos un sentido vital que descubrir, hace que el TOC no tenga ningún sentido. Que detrás de esta enfermedad se encuentre la culpa, los remordimientos morales o vivencias durísimas como haber sufrido abusos sexuales o acoso escolar, por ejemplo nos indica claramente que el TOC no es una enfermedad orgánica ni crónica sino que ha sido causada, siempre, por alguna problemática concreta.

Por tanto, afirmo y reitero que del TOC se puede salir, como mi experiencia como terapeuta me demuestra.

Damián Ruiz

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La configuración arquetípica y el TOC

  1. EVA dice:

    hola tengo, ansiedad y sufro de Toc??? , no se soy una persona muy ansiosa y tengo pensamientos reiterativos de lo mismo por eso creo que es Toc. Hay semanas que estoy super bien que me comeria el mundo y con que algo me recuerde algo asociado a
    mis pensamientos perturbadores haya que voy, me paso días asustada, y diciendome a mi misma Eva tú no vas a hacer nada malo tu no eres así. Pero mientras tanto que mal lo paso.
    Animo a todos los que esten como yo, la luz de lo bello llega.

  2. EVA dice:

    Estoy asi, desde hace 2 años aproximadamente. Estoy en ena terapia energetica que se llama Jin Shin Jitsu.

  3. isa dice:

    Hola,tengo un amigo que padece un TOC hace 9 meses,tiene manias como lavarse las manos muy a menudo,no coge el coche,no sale a ningun sitio ,solo quiere estar en casa.Sus padres tienen un bar y el trabajaba allí.ahora unas 4 o 5 horas al dia por las tardes,aparentemente esta bien,pero el sabe que tiene esa enfermedad,cuando hablas con el está aparentemente normal,yo querria ayudarlo,porque me gustaba mucho, mas que amigos.El siempre me dice que le gustaria tocarme los pechos y a mi me apetece que lo haga,pero no se si haré bien o no,le he dicho que cuando esté bien lo que sea necesario,y a mi me da pena porque tampoco es para tanto que me toque,ah! hace 9 meses que no toca a ninguna chica,me podrias ayudar? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve + = catorce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>