Damián Ruiz - Barcelona (España) - info@ipitia.com - www.comprendernos.com

Noviembre no es triste

Noviembre es uno de esos meses, como Febrero, en los que normalmente no pasa nada y quizás por eso, además de ser el mes en el que nací (melancolía), me gusta tanto. Noviembre no tiene grandes celebraciones, ni fechas especialmente señaladas, no se hacen vacaciones y no hay ningún puente que interrumpa las jornadas laborales.

Noviembre, ya con el otoño plenamente integrado, puede ser un mes de reflexión, un tiempo de vacío, un espacio psíquico en el que asentarse tranquilamente y pensar en aquello que ya no nos es necesario.

Un mes en el que, como los árboles, podemos desprendernos de lo que sobra, de lo que ya no forma parte de nuestra vida a no ser que deseemos acarrearlo perpetuamente en una suerte de inmadurez excesivamente dependiente del pasado. Desproveernos, quizás regalando, no solo de objetos, sino de aspectos de nosotros mismos que ya no tiene sentido seguir actualizándolos.

Pasear solos por nuestras ciudades o pueblos, asumiendo las diferentes estaciones del año, los distintos momentos emocionales, las perdidas y las ganancias, los fracasos y los éxitos, por pequeños que sean.

El dolor emocional puede aparecer en estos días de noches largas y recordarnos que sentimos, humanamente, a veces tristeza, desamparo o soledad… Y no hay que luchar contra ello de manera ansiosa, tampoco debemos huir, ni recrearnos. Simplemente escucharlo y aprovechar para aumentar nuestra conciencia sobre nosotros mismos, quién somos, sobre la existencia y la vida, la nuestra y la de los otros.

Y estaría bien si la conciencia nos guiara hasta la empatía, la cultura y la espiritualidad. Hacia la comprensión que vivimos en un mundo sufriente donde el ensimismamiento es un error que, de caer en la dramatización romántica puede llevarnos al enquistamiento y de algún modo hacia el desequilibrio personal.

El mundo se serena en otoño y nosotros podemos percibirnos como parte del todo, entrando en un periodo de calma interior, alejados de la reactividad, contemplando con amor como todo es cíclico, como se comportan los hombres atrapados en sus miserias y como aceptar la vida en todas sus dimensiones.

Noviembre no es triste si buscas la sabiduría y la paz interior.

Damián Ruiz

www.ipitia.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Noviembre no es triste

  1. Rubén Martínez dice:

    Preciosa visión del mes de noviembre.Me servirá de gran ayuda. Gracias

  2. Damian Ruiz dice:

    Muchas gracias Rubén. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>