Damián Ruiz - Barcelona (España) - info@ipitia.com - www.comprendernos.com

Teoría y praxis terapéutica versus Cientifismo estadístico

A lo largo de la historia de la psicología han convivido dos modelos de avance terapéutico en el tratamiento de los pacientes afectados por una u otra psicopatología: el modelo científico y el modelo teórico.

El primero se basaba en el trabajo sobre muestras amplias de población, fundamentalmente hospitalarias, con las cuales se podía investigar, estadísticamente, el efecto de determinadas aplicaciones terapéuticas. Esa, hasta el día de hoy, ha sido la línea académica de las universidades europeas donde los docentes investigadores cuentan con muestras de población y recursos suficientemente amplios como para seguir aplicando ese método de investigación y desarrollo en el ámbito del tratamiento psicológico.

Los psicólogos de formación humanística, fundamentalmente psicoanalítica, como es mi caso, solo tenemos acceso al conocimiento teórico y al que vamos desarrollando en nuestra praxis terapéutica. Pero eso no nos excluye ni nos impide poder aportar avances significativos en el tratamiento de determinados trastornos.

Nuestra casi completa exclusión del ámbito académico, debido al poder absoluto de las teorías cognitivo-conductuales, así como la imposición del cientifismo estadístico como único modelo que permita constatar, en condiciones de laboratorio, los avances terapéuticos en el ámbito de la psicología, nos llevan a un estado de marginación intelectual y de cuasi-desprecio por parte del “poder” teórico y académico de nuestros días.

Por tanto, cuando explico que el método que he desarrollado tiene un alto porcentaje de efectividad lo baso en los resultados terapéuticos constatados en mis pacientes. ¿Eso por sí solo avala el método? No, pero tampoco lo invalida. En todo caso lo máximo que se puede llegar a decir es que yo como terapeuta y usando esa metodología tengo una cierta eficacia en el tratamiento de los trastornos obsesivos. De acuerdo, quizás no se puede ir más allá de momento. Pero ¿por qué no puede ser el embrión teórico y terapéutico de un nuevo enfoque en el tratamiento de esta psicopatología?

Yo hago una propuesta teórica y metodológica que puedo explicar desde la perspectiva analítica, introduciendo elementos cercanos a otras teorías psicológicas. Pero lo que es más importante es que eso permite liberar del sufrimiento a pacientes que han permanecido en estado crónico durante muchos años.
Es mi intención empezar a exponer mi trabajo en diferentes congresos de psicología donde se acoja el conocimiento teórico y terapéutico de forma respetuosa.

Y, por supuesto, estoy abierto a cualquier tipo de consideración, cuestión o sugerencia que se me pueda hacer desde el ámbito profesional (damianruiz.ps@gmail.com).

Damián Ruiz
Psicólogo y Director IPITIA | Institut Psicològic Internacional

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco + tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>