Damián Ruiz - Barcelona (España) - info@ipitia.com - www.comprendernos.com

Transgredir los límites del Trastorno Obsesivo

En cada uno de los artículos que escribo para este blog intento aclarar, de forma diferente, cual es mi fórmula para ayudar a superar un trastorno obsesivo.

Y la fórmula, fundamentalmente, se basa en que la persona afectada puede llegar a conectar con la energía encapsulada que vincula con el instinto, las pulsiones y las emociones. Esa es la única forma de conseguir que sea posible “romper” la tiranía de la mente, que una y otra vez se mueve en los mismos circuitos.

Existen técnicas que ayudan y mucho a ello, pero no son técnicas habladas (no son técnicas cognitivo-conductuales) sino ejercicios y movimientos que generan un desbloqueo de la ansiedad y angustia contenidas.

Más allá de esto es necesario trabajar intensamente en la liberación del psiquismo y de la energía “encerrada” hasta que se produzca una conexión con la vida, y por tanto aparezca la espontaneidad en forma de instinto, decisión, emoción o pulsión.

Es posible superar un TOC, algunos de mis pacientes lo han hecho.

Damián Ruiz

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Transgredir los límites del Trastorno Obsesivo

  1. René Ayala Medina dice:

    Sufro de un trastorno obsesivo. Frecuentemente pienso sobre el paso del tiempo, que todo es efímero y que si hago algo agradable o placentero, terminará. Hay días en que realmente me siento muy angustiado y deseo la muerte, muchas veces la depresión hace mella en mí. Pero también he comprendido que todo mundo sabe que el tiempo pasa y que algún día moriremos desde la primaria, pero que yo, a diferencia de ellos, no dejo de pensar en ello.

    Hace un año acudí a un médico general y le platiqué mi problema. Me recetó Paroxetina y Clonazepam y me mandó con un psiquiatra. El psiquiatra solo le limitó a recetarme lo mismo pero añadió un poco de risperidona, a la mitad del año de tratamiento, perdí mi carnet médico y descontinué el tratamiento.

    Tenía clonazepam aún, así que decidí que para mi bien iría reduciendo la dosis poco a poco para que no me hiciera daño y así lo hice. La verdad, durante el medio año de tratamiento, sentí una mejora pero un tanto ligera sobre mí, me sentía como sin emociones, pero las obsesiones aún venían a mí (en menos frecuencia).

    Me dí cuenta que tal vez necesito y necesitaba también la ayuda de un psicólogo.

    Bueno, agradezco mucho su atención y me gustaría recibir algún consejo sobre mi problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ tres = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>