Damián Ruiz - Barcelona (España) - info@ipitia.com - www.comprendernos.com

La sabiduría del I Ching

libro_1277986207
Estaba cursando el Máster en Psicología Analítica (junguiana) en la Universidad Ramón Llull de Barcelona hace ya unos cuantos años cuando una profesora, Beatrice Jezic, de origen suizo, vino a ofrecernos un seminario sobre el I Ching.

Fue tal mi fascinación por este libro y el contenido sapiencial que de él emergía que al día siguiente fui a comprarlo. Era un volumen de unas setecientas páginas aproximadamente que empecé a leer primero y a estudiar después. Literalmente me sumergí en él y su lectura me apasionó hasta tal punto que empecé a investigar sobre confucionismo y taoísmo, filosofías posteriores y aledañas al texto original.

Conozco algunos párrafos de memoria y puedo ubicar con cierta facilidad el contenido de todas y cada una de las líneas mutantes, así como de los dictámenes generales o los consejos emitidos por el apartado llamado “La imagen”.

Pero ¿qué es lo que me descubrió el Libro de las Mutaciones?

Algo que para mí configura la base esencial de mi modo de entender el mundo y es el hecho de que más allá de las modas, de la ingeniería social, de los vaivenes culturales, de la pedagogía que fuerza a percibir como válidos aspectos completamente alejados de la esencia primigenia y original de la naturaleza humana, existen una serie de axiomas, -verdades intrínsecas y atemporales-, que acompañan la vida del hombre en su transcurrir mundanal.

Otra de las ideas con las que conecté profundamente es con el concepto de predeterminación, claramente diferenciado del de predestinación. El futuro no está escrito pero las líneas están trazadas y nosotros podemos seguir en la senda correcta o equivocada, en función de ello nuestra vida tendrá un sentido o será arbitraria y ambivalente. Nada hay que indique que nuestro destino se vaya a cumplir o no, dependerá de nuestra actitud, de nuestra energía, de nuestra perseverancia, pues como dice en un apartado el I Ching “cuando se logra poner a la vida en armonía con el destino” todo se pone en orden y empieza a fluir de modo adecuado.

El otro gran concepto derivado del I Ching es el de la no existencia del azar. A poco que el lector intuya el profundo significado de esta idea podrá captar las consecuencias que de ello se derivan. Si el azar no existe es porque, supuestamente, el mundo sigue una mecánica perfecta, donde “solo Dios” como escribe Borges en el poema dedicado a este libro puede intervenir, bajo demanda o por voluntad propia. Dicho esto cuando consultamos el libro como oráculo, y en la línea de la ley de la sincronicidad enunciada por Jung, lo que aparece es solo lo que puede aparecer en ese momento exacto del tiempo, donde nuestro psiquismo, las leyes cósmicas y los ciclos de la naturaleza están en una situación dada, armoniosa o no, en relación sobre aquello que nos interrogamos.

El I Ching fue escrito en la antigua China, hace ya más de tres mil años y, supuestamente, proviene de la tradición oral de santos y magos de épocas ancestrales.

Siento veneración por esta obra, -probablemente una de los textos cumbre de la humanidad junto con otros provenientes de tradiciones místicas y sapienciales de diferentes culturas- y de la que he dado varios seminarios por todo el territorio nacional y que tendré el honor de impartir en el próximo Máster de Psicología Analítica que se iniciará en Barcelona el próximo mes de Octubre (*).

El conocimiento que proviene del I Ching, así como el proveniente de la obra de Jung y de tantos sabios y místicos que ha dado la humanidad está claramente reñido con la aplastante dictadura de la postmodernidad que nos rige a los occidentales en estos tiempos, con el cientifismo reduccionista (que no con la ciencia) y con el igualitarismo ramplón que desprecia los diferentes niveles de alma que existen en el planeta, independientemente de la raza, del sexo, de la religión o del estatus social. Pero al fin y al cabo todo este artificio desaparecerá y la sabiduría seguirá permaneciendo por los siglos de los siglos, al abasto de todo aquel que sea receptivo a ella.

*http://www.uab.cat/web/postgrado/master-en-psicologia-y-psicoterapia-analitica/informacion-general-1206597472083.html/param1-1544_es/param2-2010/

Damián Ruiz

www.ipitia.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>